Tercera derrota consecutiva del Ariznabarra


Publicado el 2019-10-13



Ariznabarra 1- Somorrostro 2


La Tercera División está mostrando su cara a nuestro equipo. Cada partido es una final y todos los equipos son buenas escuadras. El partido de este domingo se antojaba decisivo para ambos contendientes, los dos en la parte baja de la tabla, y el ganador lograría un buen respiro. Un córner a falta de seis minutos para la conclusión del encuentro desniveló la balanza a favor de los bizkaitarras y golpeó con dureza a nuestro representante en la categoría. Los rostros de los celestes tras el pitido inicial reflejaban la contundencia del revés. Ahora, más que nunca, toca arrimar el hombro al del compañero y creer en nosotros mismos. A buen seguro que nuestros jugadores van a dejarlo todo en el empeño.

La primera parte fue completamente del Somo, que demostró con su actitud que en su agenda este partido estaba marcado como una final. Desde el primer momento se adueñaron del balón y percutieron por ambas bandas para buscar el centro a la llegada de los delanteros. Los de negro se llevaban todas las disputas y parecían contar con más jugadores en el campo que el Ariz. Los nuestros llegaban tarde a cada balón y se veían superados en cada parcela del campo. Como consecuencia el balón siempre merodeaba los dominios de nuestro arquero, Guillermo. Daba la sensación de que la disposición táctica de los celestes se tambaleaba y cada recuperación del esférico se agotaba en apenas un segundo. El delantero centro local, Yeray, era una isla muy alejada del resto del equipo.

Sufrían mucho los nuestros y, sin embargo, pudieron gozar de una gran ocasión en los pies de Xabi, pero su mal control cuando se internaba en el área hizo que el arquero visitante desbaratara la gran oportunidad. Un córner a favor del Ariznabarra podía haber acabado en penalty si el colegiado hubiera sancionado el agarrón a Castillo cuando iba a rematar. Sin embargo, el trencilla optó por la decisión más fácil, la de no complicarse la vida.

Poco después llegó el gol visitante. En una buena jugada colectiva los vizcaínos llevaron el balón a banda izquierda y un buen pase en profundidad acabó en centro raso que remató el delantero foráneo con sutileza. El gol hacía justicia a la superioridad visitante y al mal partido de los de Torío y Corujo. Afortunadamente se llegaba el descanso con ese resultado y con todas las posibilidades intactas.

La vuelta a la cancha mostró a un Ariznabarra encorajinado y herido en el orgullo. Los celestes empezaron a disputar cada balón con una intensidad superior y, si bien el juego no era vistoso, sí que se hicieron dueños de la pelota y rondaban con frecuencia el área visitante. Así, Yeray se hizo fuerte cerca de la frontal y provocó la falta de su marcador. El libre directo fue transformado por Aizpuru en un golazo que se alojó junto al poste haciendo inútil la estirada del cancerbero visitante. Lo celebraron con rabia los locales y siguieron peleando cada balón como si les fuera la vida en ello. Las jugadas a balón parado representaban el mayor peligro para los dos onces. Y de una de ellas llegó el gol de la victoria para los de Bizkaia. Un córner fue rematado por el atacante de negro completamente solo, en un grave error que no se perdona en esta categoría. Quedaban apenas cinco minutos y, aunque lo intentaron, nada pudieron hacer los nuestros para salvar un punto. Golpe duro el recibido, pero apenas unos minutos en el vestuario para lamentarse. Desde ya hay que empezar a preparar la siguiente final ante el Sodupe.


#aupaAriz