Tres puntos de oro para el Ariznabarra en Tabira


Publicado el 2020-11-15



Cultural de Durango 0 - 1 Ariznabarra

Cambio radical de nuestro equipo en el encuentro disputado el pasado sábado en el feudo de la Cultural. Cambio respecto a la pasada jornada, donde los nuestros sucumbieron cometiendo graves errores. Y cambio respecto a la pasada temporada, en la que volvimos a Vitoria con un saco de nueve goles. Como decíamos en la última crónica, Tabira era un lugar para reivindicarse y borrar la imagen impropia que dejó el conjunto celeste en su primer paso por dicha instalación. En la mente de algunos jugadores seguro que todavía escocía el mal rato que sufrieron y esta vez no querían ser víctima propicia. Tras la derrota contra el Sodupe, y antes de la jornada de descanso que ha de cumplir el próximo fin de semana, sacar algo positivo era crucial para no perder pie en la senda que conduce al objetivo de la permanencia. Los de Jonatan Torío y Alberto Corujo jugaron un partido muy serio, pleno de concentración y solidaridad, para confirmar que son capaces de hacer cosas importantes en esta categoría. Con actuaciones destacadas y una labor de grupo encomiable, los nuestros volvieron a demostrar que saben sufrir y que también tienen argumentos para inquietar a la meta contraria. Victoria de mucho valor que debe servir para trabajar con más ahínco porque está liga es muy complicada y, a la mínima que bajas la guardia, te superan con facilidad. Hay que continuar con la misma humildad y el mismo afán por mejorar. 

      Empezó muy bien el Ariznabarra, con la lección bien aprendida del anterior domingo y las ideas muy claras. Los dos puntas no permitían la salida fácil desde el área local y en los primeros minutos se llegaba con claridad por banda izquierda. Un buen centro de Isma no encontró rematador. Los gasteiztarras dejaban tocar el balón en campo contrario y se esmeraban en tapar las líneas de pase. Apenas creaban peligro los blanquiazules en algún tiro lejano, que no inquietaba a Guillermo. Castillo, inconmensurable todo el partido, se imponía a su marca en toda ocasión. El central fue un valladar y dio una lección de cómo debe defenderse. El partido siguió por los derroteros de igualdad hasta los últimos diez minutos de esa primera parte. Un arreón de la Cultu empujó al Ariz cerca del propio área y allí emergió la figura de Guillermo. En apenas dos minutos el cancerbero vitoriano realizó dos intervenciones de mucho mérito que salvaron a su equipo de irse al descanso con desventaja en el marcador. La primera de ellas especialmente, con un tiro lejano que hizo un extraño en el último momento y que sacó con una mano milagrosa junto al larguero. Otra actuación decisiva de un portero que está en momento dulce. 

      El descanso sirvió para volver a la calma, reajustar pequeños detalles y salir con nuevos bríos. Así lo hicieron los del barrio, que volvieron a dificultar el juego fluido del rival esperando a su oportunidad. Y ésta llegó a los diez minutos. Un saque de falta de Guillermo, llegó a la zona de influencia de Maroan, que peinó el balón para que Lomba, muy rápido, se adelantara al lateral y se adentrara en el vértice del area. El extremo celeste encaró al portero y superó su salida con un tiro cruzado con el exterior de su pierna derecha. Estallido de alegría para los nuestros y la certeza de que habría que sufrir para conservar el preciado botín. Quedaba casi toda la segunda mitad y un buen equipo por delante. 

     El entrenador local movió el banquillo y sacó todo su arsenal ofensivo. Los celestes seguían con la idea de no permitir la salida franca del oponente y encontrar la oportunidad de contragolpe. El empuje local se hacía cada vez más insistente y poco a poco hacía retroceder a los nuestros. 

     Los últimos minutos fueron de acoso constante pero nuestros jugadores hicieron gala de sacrificio y derroche para taponar cualquier vía por la que pudiera colarse el adversario. También tuvieron la fortuna necesaria para conseguir la preciada victoria. La Cultu gozó de dos ocasiones muy claras que, por suerte, no acabaron en las redes. 

    Así se llegaba al final del partido con una victoria de mucho mérito ante un rival puntero, en un campo en el que era necesario salir con una nueva tarjeta de visita y que debe ser la guía para alcanzar la meta que se ha fijado nuestro equipo. El próximo fin de semana no habrá partido para los nuestros; sin embargo, tendrá que trabajar duro para seguir mejorando, conscientes de que cada partido es una final.


#aupaAriz