Severo correctivo en Berazubi para certificar el descenso


Publicado el 2021-05-23



Tolosa 4 - 0 Ariznabarra


      El resultado lo dice todo. A pesar de que los celestes se dejaron el alma y dieron todo lo que tenían, a pesar de que el resultado fue a todas luces excesivo, a pesar de que la actuación del trío arbitral fue lamentable, a pesar de los pesares, lo cierto es que el Tolosa perforó la porteria defendida por Guillermo en cuatro ocasiones y con ese bagaje es obvio que el partido se debe catalogar como malo. Los jugadores de Jonatan Torío hicieron muchas cosas bien, compitieron en muchos momentos de la contienda, pero no supieron defender su arco como se debe y se llevaron un saco de goles. Además, como tantas veces, no tuvo ningún acierto de cara al marco contrario. Un equipo, el nuestro, cuajado de bajas que, por su coraje y su afán, no mereció tamaña derrota pero esto se trata de meter goles; no hay más secreto. Resultado feo, duro, porque sin ver el partido pareciera que el Ariznabarra se abandonó y no fue así. Lo intentaron en todo momento, más allá del resultado, hasta el pitido final y no merecieron tal castigo. Parece incongruente, pero realmente los nuestros defendieron el escudo con orgullo y no se les puede reprochar nada en ese aspecto. Desgraciadamente, con la derrota se consumó el descenso a Regional Preferente a falta de tres jornadas para acabar la liga. 

       Empezaron muy bien los de Vitoria, muy 'enchufados', e hicieron una primera media hora realmente buena. Parecía que los locales notaban la presión de tener que ganar sí o sí. Y los gasteiztarras, apurando sus últimas opciones, saltaron al campo con las ideas claras y el objetivo de poner las cosas difíciles a los tolosarras. Así, en la primera jugada del partido tuvieron una magnífica ocasión en las botas de Viana tras un centro preciso de Isma, pero su remate defectuoso salió desviado. De nuevo, una oportunidad que los demás equipos de la categoría no suelen desaprovechar. 

     Se sentían cómodos esperando en tres cuartos de campo para robar el balón y salir al contragolpe y cerraban todas las vías de acceso al ataque rival. Gozarían de otra ocasión en un cabezazo de Castillo a la salida de un corner, pero su envío se fue por encima del larguero. También Viana intentó una chilena que no pudo conectar con el esférico. Durante 28 minutos el Ariznabarra había mostrado una imagen sólida, pero todo se empezó a derrumbar en una jugada clave protagonizada por el árbitro del encuentro. Un pase en profundidad de un centrocampista azulón al interior del área continuó con una pugna entre el delantero centro y Castillo. El primero, al ver que el central gasteiztarra se adelantaba y cortaba la jugada, se fue al suelo.De forma inaudita el trencilla señaló el punto de penalty, en otra muestra más del deterioro en el nivel del arbitraje de esta categoría. Tanto el colegiado como uno de los líneas tuvieron una actuación irrespetuosa con un Ariznabarra al que despreciaron por su condición de vicecolista. La transformación de la pena máxima supuso un duro golpe para los celestes, noqueados de tal manera que cinco minutos después volvieron a recibir un gol en una mala acción defensiva. Sin apenas hacer grandes esfuerzos, con apenas dos acciones, el Tolosa dejaba encarrilado el resultado y el Ariznabarra veía como su planteamiento se iba al traste. Con este resultado se llegó al descanso. 

      Cambió el sistema el preparador vitoriano en busca de una mayor presencia en el área contraria y en los primeros cinco minutos tuvo dos buenas llegadas que fueron abortadas por el linier señalando dos fueras de juego inexistentes. También tuvo que intervenir Guillermo con una importante intervención con el pie. Al cuarto de hora una gran acción de Castillo en chilena fue respondida por el arquero local con una gran parada que evitó lo que hubiera sido un gol decisivo para el devenir del resto del encuentro. También Viana lo intento con dos disparos consecutivos desde fuera del área que se vieron interceptadas por sendos defensores. 

    Lo intentaban los del barrio con denuedo por ambas bandas con unos incisivos Hidalgo y Molero, pero no lograban acortar el marcador. A pesar de verse por detrás en el marcador no cebaron en sus intentos y apenas si recibía algún contraataque tolosarra. Así se llegó al minuto 80, con las mismas características de la primera parte y, de igual modo, en cinco minutos recibió dos goles que mancharon profundamente toda la labor realizada. El tercero fue un auténtico golazo nacido de un potente zapatazo desde fuera del área. Otra vez sonados, fueron presa fácil para el cuarto. El marcador final no reflejaba lo ocurrido en el campo y penalizaba sin compasión a unos jugadores que no se habían hecho acreedores del mismo. Pocas maneras peores de decir adiós a una categoría que hemos podido disfrutar durante dos temporadas. Más adelante haremos balance del paso por la misma, pero todavía quedan tres jornadas en las que, aunque sin opciones, no vamos a disminuir nuestros esfuerzos por ganar cada partido. El siguiente, el próximo sábado ante el Urgatzi.


Aupa Ariz !!