Estos jugadores se merecían una alegría como ésta


Publicado el 2021-05-31



Ariznabarra 5 - 1 Urgatzi

 

     El partido que se disputó el pasado sábado en el Floriano Díaz se presentaba de mero trámite para ambos equipos gasteiztarras ya que ambos habían perdido matemáticamente la categoría. Sin embargo, estaba en juego el prurito de ganar ese último derbi en Tercera División. Los nuestros, como en las últimas jornadas, acudían con numerosas bajas que habían ido menguando poco a poco su potencial. A pesar de que en la pasada jornada el equipo dirigido por Jonatan Torío había certificado el descenso sabía que no podía bajar las brazos y que tiene que seguir compitiendo hasta el último minuto de la última jornada porque debemos honrar a una división que nos ha permitido disfrutar de la mejor competición de nuestra historia. Al mismo tiempo estaba la motivación de ganar a un rival de la misma ciudad, en definitiva de darle importancia a un partido más allá de los puntos y la clasificación. 

     Tras la dolorosa derrota del anterior sábado en Tolosa, recibiendo cuatro goles en un resultado a todas luces injusto, los jugadores celestes merecían una victoria contundente como la que labraron en una segunda parte pletórica en la que rompieron el maleficio de cara a portería que les ha lastrado en sus dos comparecencias en el grupo vasco de la Tercera División. Fueron cuatro los goles que engordaron su casillero en esa mitad, pero pudieron ser más. Ante el único oponente que se encuentra por debajo en la tabla clasificatoria los nuestros desplegaron un buen juego combinativo, con buena circulación de balón y se mostraron muy incisivos por ambas bandas. El Ariznabarra mutó su juego netamente defensivo, como han exigido los equipos contrarios, por un despliegue vistoso condicionado también por el rival. 

     Empezaron fuertes los locales y desde el inicio fueron con determinación a la portería contraria. En el primer minuto ya dispuso de una buena ocasión con una llegada de Zárate por banda derecha cuyo centro no encontró rematador. También Viana tuvo el gol en sus botas tras rematar un centro desde banda izquierda pero el arquero lo impidió con una gran parada. Otra ocasión que acabó en gol fue abortada por el colegiado al señalar una falta inexistente en ataque. 

    Estaba cómodo el Ariz pero el que se adelantaría iba a ser el Urgatzi. Una falta muy lejana, sin aparente peligro, cogió a Guillermo en una mala salida y acabó por introducirse en su arco. Los fantasmas volvían a las cabezas de los celestes, como ya había sucedido en el partido de ida y como tantos otros partidos. Noqueado, estuvieron cerca de recibir el segundo un minuto después tras otro error producido por el nerviosismo. Afortunadamente la llegada por banda de los de la ikastola acabó en remate que salió fuera por poco. Eran momentos complicados y poco a poco volvieron a asentarse los del barrio creando desde la defensa. Así, Viana volvió a crear peligro con una buena internada en el área y un tiro que salió fuera por poco. 

     Los intentos por empatar encontraron su fruto a la media hora cuando una buena combinación en la medular llegó a Zárate que centró con precisión al área, donde Maroan, de espléndido cabezazo, hacia inútil la estirada del cancerbero. La ejecución perfecta debe ser acicate para el joven delantero, ya que es una suerte que debería ser una de sus mejores armas. 

    El tanto tranquilizó los ánimos y dio seguridad a la hora de continuar con la misma táctica. El dominio del centro del campo era claro y se llegaba al área con cierta facilidad pero la finalización era deficiente. También tuvo el Urgatzi la posibilidad de desnivelar el marcador en una falta que acabó en la red, anulada por fuera de juego. Tablas en el marcador para llegar al descanso. 

     Un descanso que se alargó mucho más de lo acostumbrado por la lesión de un jugador visitante que ejercitándose con sus compañeros se lesionó de gravedad con afectación de peroné. Hubo que esperar a la ambulancia para sacarle del campo, con el consiguiente retraso. Lo importante era no moverle hasta que llegaran las asistencias y, desde aquí, esperamos que tenga una pronta recuperación. 

     La situación pudo tener influencia en sus compañeros, además de la producida por el excesivo descanso en ambas escuadras. Los nuestros volvieron rápido al partido tras el pitido del árbitro y a los tres minutos le dieron la vuelta al marcador con un cabezazo perfecto de Josu tras un gran saque de falta de Zárate. La alegría del carrilero zurdo era desbordante. A partir de ese momento el dinamismo de todo el equipo fue en aumento, con movimientos constantes, transiciones rápidas y variaciones de ataque de una a otra banda. Un corner sacado en corto dejaba a Zárate en buena disposición para marcar pero su disparo se fue por encima del larguero. 

     A los quince minutos el Urgatzi perdió un jugador por expulsión de un defensa por doble tarjeta amarilla y ya todo fue rodado para los nuestros. El portero visitante volvía a desbaratar dos tiros consecutivos y el larguero repelía el tercero. El gol no podía tardar y esta vez fue Zárate quien, a los veinte minutos, rompía el marcador con una definición perfecta tras una buena contra de Maroan que le dejó franco ante el portero. El gol era un golpe definitivo para un Urgatzi con pocas reservas físicas. Moha gozaba de otra oportunidad pero el portero de Olabide volvió a mostrar buenas dotes. No pudo hacer nada, sin embargo, poco después cuando una espectacular jugada de Antonio, regateando a varios contrarios y cediendo con maestría a Isma, fue culminada por éste con facilidad. 

     El mismo jugador pudo sumar otro gol tras llegar en diagonal al área pero su potente disparo se fue junto al palo. No tardaría en llegar el quinto tras una buena ruptura de Moha que, adentrándose en el área, superó a su rival y fue objeto de claro penalty. La ejecución de Antonio fue perfecta para inaugurar su cuenta goleadora y poner el definitivo resultado en el marcador. Quedaban diez minutos y más ocasiones para batir el arco rival pero no fue así. Con el 2-1 ya había tenido una clarísima Euken en un cabezazo que se fue por encima del larguero. Hubiera sido un buen colofón a su gran partido. Le destacamos a él en representación de todos, que rayaron a gran altura y merecieron una tarde como esa. 

        El próximo partido será contra el Somorrostro y el equipo debe seguir en esa línea. Será otro partido intrascendente para la clasificación, pero debe serlo para el rival, no para nosotros, que debemos competir con la máxima intensidad. No hace falta irse muy lejos - Tolosa- para recordar que aun estando con los cinco sentidos ésto es muy complicado. Y nos quedan dos partidos para disfrutar de Tercera División.


Aupa Ariz !!